Agencia Móvil

       

Wed11252020

Última Actualización12:55:07 AM GMT

Back Sistemas Operativos Sistemas Operativos Móviles Android Android 11 prueba una nueva manera de ahorrar aún más batería: suspender apps en caché

Android 11 prueba una nueva manera de ahorrar aún más batería: suspender apps en caché

  • PDF

La última versión de Android 11 estrena una forma de mejorar la batería en segundo plano: ahora puede cancelarse la ejecución de aplicaciones que se encuentran en el caché. De esta manera se amplía la vida útil tras una carga, aunque con un inconveniente: se empeora el uso de la multitarea.

Android siempre tuvo el sambenito del consumo alto de energía, no en vano debía ejecutar las aplicaciones en una máquina virtual. Con el paso de los años Google mejoró de manera notable el entorno de ejecución, también incluyó mejoras para el uso en segundo plano y hasta un sistema de ahorro de energía inteligente (Adaptive Battery). Pese a la evolución satisfactoria siempre hay espacio para reducir aún más el consumo, un punto sobre el que incide la última novedad de Android 11.

Mejora en batería, multitarea algo más lenta
El sistema de ejecución de aplicaciones que posee Android coloca en caché las aplicaciones que no se utilizan para que así el usuario pueda cambiar a ellas rápidamente en el caso de que esté utilizando la multitarea. Dichas apps en caché siguen accediendo a los ciclos del procesador y también al resto de componentes, como a los módems para utilizar los datos de comunicación. Esto implica un gasto de energía añadido ya que, en teoría, el usuario no necesita esa aplicación que se mantiene en caché.

Google comenzó a probar un sistema de 'congelación' de aplicaciones en caché con la beta 2 de Android 11, sistema que está comenzando a activarse en pruebas para algunos usuarios de la versión estable. Así lo corrobora XDA Developers (vía @MishaalRahman), a nosotros aún no nos aparece en los Google Pixel.

Tal y como detalla XDA Developers, el nuevo sistema congela las aplicaciones que se encuentran en la caché del dispositivo para prevenir que sigan funcionando mientras no se utilizan. Esto ahorra batería, también puede colaborar en mantener a raya el consumo de datos móviles. Todo con una contrapartida: dado que las apps en caché están congeladas, en el caso de que el usuario quiera volver a ellas Android 11 tendrá que ponerlas de nuevo en funcionamiento, una acción que implica un cierto retraso en la reactivación de la app. Eso sí, siempre será menor que cargar la aplicación de cero ya que, igualmente, esta se mantiene en caché por más que esté suspendida.

La nueva función de Android 11, denominada como 'Suspender la ejecución de las aplicaciones en caché', ha aparecido en pruebas dentro de las opciones de desarrollador de algunos usuarios. Por defecto se ajusta según el dispositivo: de esta manera es el sistema el que se encarga de cancelar la ejecución. Veremos si realmente consigue arañar unos mAh al consumo energético.